martes, julio 16, 2024

Top 5 de la semana

Otras noticias

Mercados de Carbono y la Producción Sustentable: Una Alianza en la Lucha contra el Cambio Climático

Las técnicas de agricultura sostenible y la utilización de créditos de carbono se presentan como elementos fundamentales en la batalla mundial contra el cambio climático.

Funcionamiento del Mercado de Carbono a nivel global

El Mercado Voluntario de Carbono es impulsado por empresas que buscan reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Al no ser posible eliminar completamente estas emisiones, estas empresas adquieren créditos de carbono de aquellos que logran reducir emisiones adicionales.

En contraste, los mercados regulados se basan en acuerdos internacionales y regulaciones gubernamentales, como el Sistema de Comercialización de Emisiones de la Unión Europea.

Los productores agrícolas que pueden secuestrar carbono tienen la oportunidad de acceder a estos créditos. Este proceso implica cumplir con estándares, que pueden variar según cada país, y la verificación por una entidad específica. En Australia, por ejemplo, la certificación del secuestro de carbono la realiza una entidad gubernamental o empresas intermediarias que facilitan el registro y la venta de créditos de carbono, según explica Matías Mihura, Carbon Officer en Loam Bio, una empresa global que combina productos biológicos con proyectos de carbono.

Para lograrlo, Mihura señala que después de medir el Carbono Orgánico en el Suelo (COS) en el año 0 y cuantificar las emisiones, se desarrollan estrategias de manejo para promover el secuestro de carbono. Tras varios años, se realiza otra medición, y si el stock de carbono ha aumentado, se generan créditos. Estos créditos pueden venderse de inmediato o mantenerse para aprovechar aumentos en su valor.

El uso de metodologías homologadas a nivel internacional es un desafío en el mercado de carbono. En el futuro, además del muestreo de suelos, podrían utilizarse otros métodos de medición de carbono más precisos basados en imágenes satelitales o inteligencia artificial. Este mayor nivel de detalle podría tener un impacto positivo en el precio, llegando hasta los 60 dólares por tonelada de CO2 secuestrado.

El futuro del Carbono en Argentina: Un caso estratégico

Argentina tiene una gran oportunidad para liderar el secuestro de carbono en el suelo y, por lo tanto, abastecer una parte significativa de la demanda mundial de créditos de carbono en el mercado voluntario. Un ejemplo destacado es el proyecto “Buenas Prácticas Agrícolas y Secuestro de Carbono,” liderado por la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) en colaboración con la Fundación Proyungas y Moisés Bertoni en el Gran Chaco.

Esta iniciativa promueve acciones enfocadas en la captura de carbono y la mitigación del cambio climático, tales como prácticas agrícolas sostenibles y la conservación de la biodiversidad de la masa forestal nativa.

El proyecto abarca aproximadamente 150,000 hectáreas en 5 sitios piloto y mide el carbono tanto en áreas agrícolas como silvestres. Además, se realizan inventarios forestales y se lleva a cabo el monitoreo de la biodiversidad para comprender mejor el impacto de las prácticas agrícolas, según explica Florencia Moresco, Coordinadora Técnica del proyecto por parte de Aapresid.

En esta línea, se está trabajando en el cálculo de la Huella de Carbono de las fincas piloto. La información sobre el impacto de una empresa en el carbono atmosférico secuestrado puede ser utilizada por las empresas para la planificación estratégica, la transparencia de la actividad y para identificar oportunidades de mejora en el perfil de GEI de la empresa.

En el sector agrícola, se genera un servicio de captura de CO2 que puede convertirse en una ventaja competitiva en el contexto actual de creciente exigencia en la mitigación del cambio climático.

“Para Aapresid, trabajar en el tema del carbono es fundamental. Siempre hemos abrazado la sustentabilidad como nuestra bandera, y creemos firmemente que el sector productivo, además de ser el motor económico de la región, debe desempeñar un papel central en la conservación de la biodiversidad y en la protección de los bienes y servicios que ofrece la naturaleza”, concluye Moresco.

Prácticas agrícolas para una mayor captura de carbono

En colaboración con los productores del Gran Chaco, el proyecto promueve la adopción de prácticas agrícolas que maximizan la captura de carbono en el suelo. Esto incluye la implementación de la siembra directa continua, la incorporación de un mayor porcentaje de gramíneas en la rotación de cultivos, el uso de cultivos de servicios y una gestión estratégica de la fertilización.

“El futuro de los mercados voluntarios de carbono será cada vez más relevante y contribuirá a un mundo más sostenible. En esta transformación, la agricultura desempeña un papel fundamental al ofrecer la oportunidad de capturar carbono a través de prácticas sustentables y conservacionistas,” concluye Mihura.

Noticias de Campohttps://www.noticiasdecampo.com/
Todas las Noticias de Campo en un sólo lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias más leídas