miércoles, mayo 29, 2024
Buck Semillas
spot_img

Top 5 de la semana

Otras noticias

El adiós a Hilda Buck, la dama del Trigo

El pasado fin de semana, a los 76 años, nos dejó una eminente científica. Hilda, quien presidía el criadero de semillas que lleva su ilustre apellido, destacó como una figura clave en la investigación de la resistencia genética del trigo a las royas. Su partida deja un legado imborrable en la industria de la semilla.

Nacida en 1946, Hilda era la menor de los cinco hijos de José Buck, un inmigrante alemán que llegó a Argentina en 1925. Inspirado por la promoción del gobierno argentino en Europa y las escasas oportunidades en su tierra natal después de la Primera Guerra Mundial, José Buck arrendó unas 300 hectáreas de tierras en Defferrari, Necochea, para iniciar su propio programa de mejora de semillas.

Con el tiempo, sus hijos se unieron al proyecto, y la joven Hilda se destacó como una figura destacada en la empresa familiar, Buck Semillas, ubicada en la ruta 86 del partido bonaerense de Necochea. A lo largo de su carrera, desempeñó varios roles en la empresa, incluyendo la presidencia y la dirección. Hasta el año pasado, siguió participando activamente en las actividades del criadero.

Hilda también desempeñó roles importantes en diversas organizaciones agrícolas, como la Asociación Argentina Productores de Trigo (Aapotrigo), Argentrigo y la Asociación Argentina de Protección de las Obtenciones Vegetales (Arpov). En 2004, fue seleccionada como una de los auditores internacionales por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo para llevar a cabo una auditoría externa de la actividad de mejora de trigo.

En reconocimiento a sus contribuciones, Hilda Buck recibió el Testimonio Clarín Rural en 2018, un premio que celebra a las personalidades destacadas de la agroindustria argentina. En esa ocasión, el editor periodístico Héctor Huergo elogió su «contribución alemana a la genética del pan argentino y su cultura organizativa única».

El investigador del INTA, Pablo Abbate, la consideró «la mujer más destacada en el ámbito del trigo en Argentina». A pesar de sus logros, Hilda nunca presumió de su posición, manteniendo siempre un trato amable. Siguió siendo activa hasta sus últimos meses, participando en diversas actividades y liderando la Comisión Organizadora del 7° Congreso Internacional de Trigo que tuvo lugar en Mar del Plata en 2005.

Hilda Buck también presentó investigaciones en congresos, simposios y talleres relacionados con la genética y el mejoramiento del trigo en Argentina, América Latina, Europa y Oceanía. Su legado perdurará en el mundo de la agricultura y la ciencia, recordándonos su inquebrantable dedicación a la mejora de las semillas y su influencia en la comunidad agrícola.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias más leídas