20.3 C
Carmen de Areco
sábado, enero 28, 2023

En la recta final de la fina cabecea la desgranadora

Cuando creíamos que esta fina para el olvido ya había pasado lo peor, aparecen alertas de presencia de esta oruga en algunas regiones.

La oruga desgranadora o Faronta albilinea, no es una plaga de gran importancia para los productores, sobre todo comparada con  Pseudaletia adultera (oruga militar verdadera), con la que coexisten de octubre,  a principios de diciembre hacia el final del ciclo del  trigo. 

Pero en esta campaña se alertó sobre su presencia con valores por encima de lo habitual en algunas zonas, principalmente del sur de Buenos Aires, que implicó la necesidad de control en lotes puntuales.

Sobre la plaga

Esta especie prefiere las  gramíneas, afectando principalmente trigo, aunque también puede atacar a cebada, avena o raigrás y malezas de este grupo, como sorgo o gramón.

Los adultos son polillas de hábitos nocturnos de color pajizo claro. En el primer par de alas una línea gruesa bien marcada color negro que avanza desde la base, luego se corta, sube un escalón y continúa paralela terminando en el margen externo. En la parte inferior del abdomen presentan una línea longitudinal oscura. 

Durante el día se ocultan debajo de la vegetación y por la noche oviponen sobre las hojas de sus hospederos.  Las poblaciones de adultos de otoño dan lugar a las orugas que se alimentaran del cultivo. 

En cuanto a las larvas, su color depende de los consuma, variando entre el verde oliváceo, amarillo y rosa pálido. A medida que se desarrollan aparecen unas bandas longitudinales a lo largo del cuerpo y, a diferencia de la militar, el último segmento abdominal es aguzado. El color de la cabeza varía de crema a verdoso, con dos franjas castañas paralelas desde la parte posterior hasta el aparato bucal y es más ancha que el cuerpo.

Daño

Apenas emergen, las larvas comienzan a alimentarse de las hojas, respetando la epidermis del lado opuesto a la postura sin afectar a las nervaduras. A partir del segundo estadio pueden ya practicar orificios en las hojas, consumir la hoja bandera y granos blandos, siendo este el daño más  importante. Por lo general comienza atacando las espigas por la base, produciendo el corte de la misma, y el roído de los granos, en estado lechoso como pastoso, dañándolos total o parcialmente. La bibliografía local reporta que el consumo de granos de trigo es en promedio de 22,5 granos/larva, mínimo 15 y máximo 30 (Rizzo et al. ,1985)

Monitoreo y Umbral

Se aconseja evaluar en sitios dentro del lote y calcular la cantidad y grado de espigas dañadas y números de orugas por m2.   La especialista del INTA Marcos Juárez, Emilia Balbi, menciona que esta especie frecuentemente se encuentra en gran densidad en borduras y al ingresar al lote la población disminuye. Por lo que es de suma importancia realizar un muestreo a conciencia para no sobreestimar valores.  

En lo que respecta a la decisión de aplicación, se debe hacer la salvedad que al ser una plaga de aparición esporádica, no hay un umbral definido.  Aunque sí hay diversas recomendaciones de aplicación de carácter orientativos que ayudan a tomar la decisión: 5 a 7 espigas totalmente dañadas/m2 (o su equivalente a la suma de las parcialmente dañadas) y la presencia de al menos 2 orugas mayores  a 1,5 cm/m2 para el estadio de grano acuoso-pastoso para trigo.

La decisión de aplicación debe también basarse  en consideraciones biológicas y económicas particulares. EJ: calcular el rinde esperado y su equivalente en espigas/m2, el costo de la aplicación con la suma de los activos y la pulverización y su equivalente en kilos de grano según el valor del mercado, para obtener un umbral de aplicación en espigas /m2  que mejor se ajuste.  

En el caso de que la cantidad de daño no llegue al umbral, pero se ven  orugas vivas en el lote, debería calcularse el potencial de consumo de estas por m2 ( 15-30 granos por larva) según la densidad de población presente. A esto hay que añadirle el cálculo de los tiempos de demora en las aplicaciones, ya sea por logística, clima, disponibilidad de productos, etc. que aportan complejidad a la decisión. Por lo que la recomendación más importante es el monitoreo semanal del lote y valerse de información aportada por los diversos sistemas de alerta disponibles en cada zona.

Control

Los productos inscriptos para su control pertenecen principalmente al grupo de los piretroides, con alto nivel de volteo.

Productos aprobados por SENASA  para Faronta albilinea:

Piretroides: Deltametrina, Gammacialotrina , Lambdacialotrina, Permetrina,  B-Cipermetrina.

Organofosforados: Fenitrotión y Mercaptotion.

En cuanto a las condiciones de aplicación, al encontrarse la plaga en la parte superior del canopeo, no exige mayor dificultad para alcanzar el objetivo con las gotas necesarias. Sí debe tenerse en cuenta las condiciones ambientales que pueden afectar la eficiencia de control. Las altas temperaturas favorecen la descomposición de los piretroides. También es fundamental el monitoreo posterior a la aplicación, para determinar el nivel de control alcanzado.

SourceAAPRESID
Noticias de Campohttps://www.noticiasdecampo.com/
Todas las Noticias de Campo en un sólo lugar.

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Seguinos en Redes Sociales

68,131FansMe gusta
40,854SeguidoresSeguir
789SeguidoresSeguir
3,012SeguidoresSeguir
15,710SeguidoresSeguir
5,320SuscriptoresSuscribirte

Otras Noticias